Aunque encajen con muchos estilos los veleos siempre nos recordarán a la vela de un barco. Por eso, nos encanta ponerlos en frente del mar, coge una personalidad muy mediterranea.

Ya sea para boda o evento de empresa la playa y las vistas al mar siempre son una opción muy atractiva. Escuchar el sonido de las olas al romper, el olor tan característico, la tranquilidad que desprende el paisaje… realmente es un entorno mágico.