Hace dos años tuvimos un evento de empresa muy mediterráneo y diferente. Era en el Club Náutico de Barcelona y querían algo que encajara perfectamente con el ambiente. Como podéis imaginar nuestro veleo por su forma que recuerda a la vela de un barco era perfecta.

Al imaginarlo no dudamos ni un momento que era una gran apuesta pero es que una vez instalada la carpa nuetras expectativas se quedaron cortas. Y es que el paisaje era un enrome veleo de color topo que casi tocaba con el mar y los barcos anclados.

Dentro del veleo la decoración era de lo más singular. Todo seguía un estilo industrial y lo que más destacaba era una barra de palets así como los sofás. El resto era del mobiliario era de mimbre y saco.

Un evento para recordar.